En caso de enfrentarse a individuos impredecibles o altamente peligrosos, ¿está bien protegido?

Una buena opción para protección son los chalecos de Kevlar®. Es una forma no demasiado cara de asegurarse que se mantenga seguro ante amenazas balísticas. Es una compra que puede salvarle la vida. Los chalecos de Kevlar® son ligeros y fáciles de llevar. Están disponibles tanto en formato interior como exterior.

Los chalecos interiores están diseñado para ser llevados bajo la ropa. Normalmente están disponibles en colores no destacables bajo la ropa (como negro o blanco). Estos chalecos mantienen al portador seguro sin que nadie se percate. Es importante que se tome su tiempo para educarse más acerca de los chalecos antes de comprar uno. Puede encontrar más información en la sección de "Manuales y Guías".

Algunos clientes, por ejemplo, no saben que los chalecos individuales sólo están diseñados para ser usados por un hombre o una mujer según el caso. Los chalecos de Kevlar® para mujer suelen tener paneles frontales curvos para acomodar los pechos, mejorando la comodidad de la usuaria y manteniendo la protección con discreción. Si una mujer considera que está en situaciones o zonas peligrosas con frecuencia, un chaleco interior podría aportarle un nivel adicional de protección.

El segundo tipo de chalecos antibalas Kevlar® es el chaleco exterior o visible. Los chalecos exteriores se diseñan para utilizarse sobre la ropa. Aunque potencialmente son más evidentes que los chalecos interiores, muestran que el usuario está protegido contra amenazas balísticas. En un primer momento, esto puede disuadir a los posibles atacantes de agredir al usuario. También pueden ofrecer protección adicional accesible en el caso de una emergencia: cuando la amenaza de un ataque llega de forma repentina - la facilidad para ponérselo es fundamental.

Si usted ejerce un trabajo de riesgo que le requiere estar protegido en todo momento, un chaleco exterior puede ser la elección perfecta. Muchos equipos tácticos, guardias y efectivos de protección llevan chalecos exteriores porque quieren que los demás sepan que están protegidos y preparados para situaciones extremas. Si usted forma parte de un equipo táctico o escuadrón de protección, los altos niveles de protección balística proporcionados por los chalecos de Kevlar® le ofrecen confianza ante estos riesgos.

Sin importar el tipo de chaleco de Kevlar® que elija, es fundamental que se asegure de que su mantenimiento es adecuado. Necesita estar alejado de líquidos y de la luz solar. Si es impermeable, el chaleco protegerá el Kevlar®. Si se cuida correctamente será un aliado ligero, barato y seguro.